Chile

Casinos y tragamonedas

Chile siempre fue muy estricto con lo relacionado al juego, y en el año 2005 el congreso finalmente decidió retomar el debate sobre una nueva ley del juego que había quedado abandonada desde el año 1999. Esta tenía por objeto no sólo regular los casinos, sino también aumentar la cantidad y controlar más la generación y el reparto de impuestos generados por ellos.

Como complemento a esta ley se creó un ente controlador del juego, la Superintendencia de Casinos de Juegos.

Previo a esta ley no había muchos casinos instalados en Chile. Pero a partir de esta ley se le dio vía libre a grandes casinos para que ofrezcan también máquinas tragamonedas y juegos de mesa. Como el objetivo era estimular más el turismo, se estableció que sólo estarían permitidos 5 tipos de juegos: bingo, ruleta, dados, máquinas tragamonedas y juegos de cartas, como poker y blackjack por nombrar algunos.

A continuación, se enumeran algunas condiciones que los nuevos casinos deben cumplir:

  • Las licencias duran por 15 años con posibilidad de renovación por el mismo periodo.
  • Para obtener una licencia deben demostrar que incrementarán el turismo
  • Una vez obtenida la licencia, el casino tiene 2 años para ponerlo en marcha

Con respecto a la recaudación de impuestos, la mitad va a las arcas regionales y la otra mitad a las municipalidades.

El número de licencias disponibles para los operadores es de 18.

Apuestas deportivas

Si bien el mercado de apuestas deportivas en Chile tiene inmensas oportunidades de crecimiento, los negocios o tiendas de apuestas no están permitidos y al parecer el gobierno no tiene intenciones de abrir y regularizar el mercado. La única forma de apuestas deportivas está limitada a algunos juegos ofrecidos por la lotería nacional, como por ejemplo el fútbol.

Juego online

El juego online está expresamente prohibido por la ley del juego de 2005, sin embargo, los jugadores chilenos apuestan una buena cantidad de dinero anualmente y es por eso que los operadores hacen caso omiso a la ley e intentan ingresar al mercado mediante publicidad y promoción.

Es por ello que se ha estado intentando abrir un poco el mercado para operadores extranjeros mediante el ofrecimiento de licencias y regulaciones. Al no haber un marco legal claro, aparece una zona gris difícil de controlar.

A nivel local no se han logrado avances, por lo tanto, los jugadores de Chile continúan jugando a través de operadores ubicados en el extranjero.

Bingo

Las salas de bingo están permitidas, pero siempre y cuando sean parte de un casino. Hace un tiempo atrás sólo era posible encontrar una sala de bingo en organizaciones de caridad, pero ahora se encuentran en prácticamente todos los casinos, y se estima que hay por encima de 2.000 lugares de bingo a lo largo del país.

Este tipo de juego está bien visto por el gobierno, debido a que es considerado como una buena forma de sociabilizar y con apuestas de bajo monto.

Loterías

En Chile el 63% del mercado es dominado por una de las empresas estatales de lotería más grandes del país. Entre los juegos ofrecidos están el Lotto, sorteo de números y juegos de apuestas deportivas.

Carreras de caballos y apuestas fuera de pista

Actualmente Chile cuenta con ocho hipódromos, dos de los cuales están ubicados en la capital, Santiago. Si bien la industria está en declive (como en casi todo el continente), se han adoptado una serie de mejoras para permitir que los jugadores puedan hacer un seguimiento online de las carreras a través de Teletrax y realizar sus apuestas en los distintos negocios del país.