Perú

Casinos y tragamonedas

Previo a la ley del juego establecida en el año 1994, los casinos y sitios de tragamonedas estaban prohibidos en Perú. Luego de ser aprobada el número de lugares para jugar tragamonedas creció de forma acelerada y el gobierno se vio en dificultades para lograr un control de su funcionamiento. Actualmente se estima que existen alrededor de 65.000 máquinas tragamonedas, de las cuales no más del 5% están registradas para operar en forma legal. Esto da una idea de la magnitud del juego ilegal.  

Como consecuencia, a partir del año 2007 el gobierno decidió aumentar los controles y a aplicar fuertes represalias a aquellos que no cumplieran con la nueva normativa. Esta incluye: disponer de una licencia para operar, no estar cerca de escuelas ni de supermercados y registrarse en el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo. Esto trajo como beneficio la recaudación de impuestos al juego, de los cuales el 30% va destinado a las municipalidades locales donde estén instalados los casinos y salas de tragamonedas. El tipo de control se realiza es online y en tiempo real.

A través de la Superintendencia de Banca y Seguros se controla todo lo relacionado a lavado de dinero, y es válido para aquellos operadores que posean 500 o más casinos y tragamonedas. También los controles son aplicables a los clientes, y estos se refieren a mantener un registro de aquellos que jueguen U$S 2500 o más y de aquellos que se hagan de una ganancia elevada.

En conclusión, el hecho de haber regulado y definido un marco legal claro permitió que no sólo los operadores locales puedan ofrecer sus juegos, sino que también dio lugar a que en un futuro empiecen a instalarse más operadores extranjeros.

Apuestas deportivas

La empresa Intralot es la encargada de ofrecer un juego de apuestas que cubre todo el territorio peruano. Sin embargo, los locales o negocios para realizar las apuestas son bastante pocos, pero también se dispone de un modo online para jugar.

Bingo

Las salas de bingo están bajo la misma ley que incluye a casinos y máquinas tragamonedas. Sin embargo, hay pocas salas de bingo en Perú y es un juego que está perdiendo popularidad cada día.

Juego online

Perú es considerado como uno de los pioneros de Latinoamérica en materia de juego online. A partir del año 2008 el gobierno empezó a autorizar una determinada cantidad de licencias a algunos operadores online. Un caso es el de Betsson, quien comenzó ofreciendo un sitio de apuestas online con juegos tales como poker y apuestas deportivas.

Si bien el crecimiento del mercado peruano se está dando de forma lenta y gradual, al ser tan prometedor, se está evaluando la posibilidad de abrir el mercado del juego para que también los operadores extranjeros puedan ofrecer sus servicios.

Una curiosidad se da en el tema de los impuestos. Se estima que para los operadores online estos irían entre el 15% y el 20%, cifra bastante superior a los casinos físicos establecidos en tierra, que pagan el 12%. El fundamento de esta cifra es simple. Los casinos físicos generan empleo y son más fáciles de controlar.

También se está considerando establecer que aquel operador que ofrezca su sitio en Perú, debe hacerlo con un dominio que termine en .pe, pero el servidor puede estar localizado en el extranjero.